Cuando Trujillo lloró

Roberto Valenzuela
Por los testimonios que recoge Orlando Inoa, lo de poner en duda la
paternidad de Ramfis fue una bellaquería del escritor Jesús de Galíndez,
que tuvo que pagar con su vida la afrenta en contra del poderoso
dictador: fue secuestrado y asesinado.

El niño Rafael Leónidas Trujillo Martínez (Ramfis) fue parido en la
completa  clandestinidad el 5 de junio de 1929 y sus padres se casaron el
28 de septiembre de 1935.  Esto fue el motivo por el cual se ha dado
crédito a la falsa versión de que era hijo de un  cubano, quien
presuntamente tuvo una relación sentimental con María Martínez y no
quiso reconocer como suyo a la criatura que llevaba en el vientre.

El general Rafael Leónidas Trujillo Molina, jefe del Ejército, estaba casado
con Bienvenida Ricardo y tener hijos fuera del matrimonio era socialmente
mal visto. De ahí el hermetismo con que se manejó el nacimiento del hijo
del general y su amante. Para mantener la discreción del alumbramiento,
Trujillo pidió prestada una casa a los ejecutivos del Ingenio San Isidro.

Las versiones sobre nacimiento y paternidad de Ramfis las recoge Orlando
Inoa en su libro “Ramfis Trujillo: Cronología Histórica”, el cual es
sustentada en las explicaciones que ofrecen las hermanas de Ramfis, Flor
de Oro (en su libro “My Life… Trujillo”) y Angelita (en su obra Trujillo mí
Padre).

Tiene la versión del historiador Euclides Gutiérrez Félix (en su obra
“Trujillo: Monarca sin Corona”); y unas declaraciones que ofreció Mary
MacCarty, la esposa de Robert MacCarty, propietario de la casa donde
nació Ramfis.

“Este parto no tuvo exento de complicaciones, a pesar de que estuvo bajo
el cuidado de un ginecólogo experimentado, el doctor José Miguel Román
(padre de Pupo Román)”, escribe Angelita.

“En primer momento el parto tuvo muchas complicaciones, por lo que
Trujillo sugirió que abortara, a lo que María Martínez se negó”, explica Flor
de Oro. “Cuando le informaron a mí papá sobre el nacimiento de mí
hermano, se emocionó tanto, que se le humedecieron los ojos (lloró de
alegría por el nacimiento de su primer hijo valón)”, añade Angelita.

Flor de Oro narra que al quedar embarazada, Trujillo “la casó con un
cubano, que era su chofer; y pertenecía al Ejército”. Gutiérrez Félix cuenta
que para encubrir la paternidad y el embarazo, Trujillo la casó con el
cubano, pero luego este se marchó hacia su país.   “Incluso Trujillo para
calmar los comentarios, la envío a Cuba, pero ésta (María Martínez)
regresó a República Dominicana en contra de la voluntad de Trujillo”,
detalló Flor de Oro.

Al divorciarse Trujillo, a los 6 años de nacer su primer hijo varón, se casó
con María. “El más extraño en esa boda era Ramfis: en aquel entonces, ya
con 6 años, con uniforme de coronel, medallas y bebiendo champagne”,
dice Flor de Oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *