El Voto Electoral y las Motivaciones de los Votantes

Las campañas electorales suelen ser diferentes, estas pueden tener similitudes pero nunca serán las mismas. Querer intentar repetir o copiar  esquemas sin un conocimiento cabal de la realidad es un error. En una campaña electoral todo cambia en forma permanente. Por ello, los estrategas de una campaña saben que lo único que no cambia es el cambio. La flexibilidad estratégica es un principio esencial. El que se mantiene rígido e inmutable, rápidamente es sobrepasado por la realidad.

Por tal razón, el concepto del voto es también un  sinónimo del sufragio, es decir por génesis tiene una vinculación total sobre lo que es el sistema electoral de cualquier país, este se encarga de determinar la elección de los cargos públicos. El sufragio, es un derecho que tiene cada ciudadano que este en capacidad de ejercer y que las leyes le permitan hacer uso de tal derecho, siendo este un derecho constitucional y político que tiene dos dimensiones: el sufragio activo donde todas las personas tienen derecho a emitir su voto para elegir representantes y el sufragio pasivo que es el derecho a presentarse como candidato para representar a la sociedad en su conjunto o demarcación determinada.

Podemos decir que el voto es la acción llevada a cabo por  un ciudadano que desea expresar su  apoyo o preferencia por una propuesta o candidato de su elección  durante un proceso electoral, de forma secreta o pública, siendo este un método de toma de decisiones para la voluntad de la mayoría o minoría, tal como una junta o un electorado, trata de medir su opinión conjunta. El voto es parte esencial en todos y cada uno de los sistemas de gobierno que se basan en la democracia y tienen que ser especializados con recolectas de votos y firmas de la familia del que se lanza a la elección. Gracias a este, se pueden tomar decisiones importantes de manera equitativa y haciendo valer el punto de vista de cada persona. Por otro lado, el voto es considerado como igual, es decir, cada voto tiene el mismo valor, sin importar quién sea el elector.

De el mismo modo saber qué es lo que mueve o motiva a los votantes en un determinado momento  o contexto electoral es una interrogante que nos lleva hacer distintos estudios e indagaciones que a través de los años  los estudiosos de la ciencia política, como de otras ciencias relacionadas con ellas, entre la cuales están  la sociología y la psicología, no está demás decir que motivar el voto es la acción más difícil porque no bastan los recursos económicos, también hay que desarrollar un trabajo social y focalizado con los diversos actores que hacen el día a día en los distintos escenarios que desarrollan el accionar político.

Sin embargo, el interés por conocer qué es lo que motiva al votante y su conducta o comportamiento electoral viene de siglos lejanos aproximadamente al año 53 antes de Cristo, cuando Quintus Cicerón escribió el libro titulado Puntuario Electoral, documento en el cual se plasmaban una serie de consejos y recomendaciones para su hermano Marco Tulio Cicerón, para que este pudiera obtener una curul o  espacio de representación pública en el Consulado Romano.

Conocer a la gente, saber de sus problemas, necesidades, costumbres y sueños, era ya una de las principales recomendaciones que se les daba a la clase política para ganar y conservar el poder desde aquellos tiempos, es decir, saber qué mueve o motiva a los votantes debe ser parte medular de la estrategia de quienes aspiraban a ganarse su apoyo.

Finalmente, en términos generales, esta concepción “El Voto Electoral y las Motivaciones de los Votantes” Podemos decir que el voto es de naturaleza multifactorial, es decir, no es solamente un factor el que determina e incide en la conducta del votante y explica su comportamiento, sino que son varios y diferentes factores los que van a tener incidencia en el votante. Esos factores serán la clave para el éxito de cualquier candidato en el proceso electoral y es que los mismos factores tienden a influir más o menos de la misma manera por tales razones siempre es bueno conocer a la gente, saber de sus problemas, necesidades, costumbres, sueños, clase social, religión, identidades étnicas, género, que piensa, y lo que espera para un futuro venidero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *